Acción judicial de APeS por la libertad de prensa

junio 14, 2007 at 7:33 am Deja un comentario

Se presentó un recurso ante el atropello policial contra un semanario.

Mediante un recurso judicial que no tiene precedentes en la Provincia, periodistas salteños agrupados en la Asociación de Periodistas de Salta (APeS), presentaron ayer un recurso judicial ante la Procuración General de la Provincia para solicitar como resguardo de las garantías constitucionales de libertad de expresión y libertad de prensa y posterior al encuadre correspondiente, se promueva acción penal en contra de quien o quienes resulten responsables del allanamiento policial en el semanario “La Nueva Reseña” de Rosario de la Frontera, sin orden judicial, la violación al derecho a la intimidad familiar y apremios ilegales en el marco de la investigación del asesinato en el “Caso Daldós”

TEXTO COMPLETO:

 

Salta, jueves 13 de Junio de 2007

Señor Procurador

General de la Provincia:

I.- OBJETO:

Que en el carácter invocado, venimos en tiempo y forma a formular presentación ante esta PROCURACION GENERAL DE LA PROVINCIA, a los fines de poner en conocimiento los hechos que a continuación relataremos, ocurridos en el sur de la Provincia de Salta, y en el mérito de los mismos a solicitar que, luego de un detallado análisis de la cuestión planteada y del sano criterio del Sr. Agente Fiscal y/o Sr. Procurador, proceda al adecuado encuadre de las conductas y circunstancias descriptas, y en caso de que así correspondiere, se promuevan la/s correspondiente/s acción penal en contra de quien o quieren resultaren responsables, y si perjuicio de demás actuaciones que esa Procuración dispusiere, en resguardo de las garantías que se procura proteger,

II.- MANIFESTACION PRELIMINAR:

Que se deja previamente aclarado, que se formula la presente, en nuestra condición de Miembros de A.P.E.S.; y motivados esencialmente en la severa preocupación de resguardar sin retaceo alguno, la màxima vigencia en nuestra Provincia, del excelso Derecho Constitucional a la Libertad de Expresión; por ello se solicita se promueva la investigación que resultare adecuada y procedente, solicitada a Ud. en ejercicio de las potestades y deberes impuestos por el Cap.II Secc. Segunda, incs. a), b), c) d) de Art. 166 de la Constitución de la Provincia, bajo la inteligencia de que dicho resguardo (Libertad de Expresión) debe ser tenido como un bien social, cuyo beneficiario es la sociedad en su conjunto y no necesariamente el o los periodistas particularmente afectado/s.-

III.- HECHOS:

Que se formula el siguiente relato de hechos y ennumeración de circunstancias, aportadas por el colega Sr. Natalio Albarracín director del periódico “La Nueva Reseña” de Rosario de la Frontera.

III.A – Allanamiento policial en el semanario

Nueva Reseña de Rosario de la Frontera

Que el 20 de diciembre de 2006 el juez de Instrucción Formal de 1ª Nominación de Metán, Mario Teseyra, libró una orden de allanamiento para allanar la casa del director del semanario La Nueva Reseña de Rosario de la Frontera, Natalio Albarracín.

Que esta orden fue el corolario de otras situaciones que se registraron mientras desde el semanario se hacía un permanente y detallado seguimiento de la investigación policial sobre el asesinato de Ezio Daldós, el remisero que fuera asesinado el 22 de noviembre del año pasado en Rosario de la Frontera.

Que el 18 de diciembre a eso de las 20 hs. – y antes de que se hiciera el allanamiento- se produjo la detención del sobrino de Albarracín-, en ocasión en que estaba distribuyendo la edición 125 del semanario que publicaba la nota con el título “Crimen del Remisero: LO MATARON A SANGRE FRIA Y EL ASESINO AUN NO APARECE”.

Que el sobrino de Albarracín, Diego David Díaz de 19 años, estuvo detenido 48 horas, incomunicado, sin alimento, y no se dio explicación alguna al respecto. Según lo expresado por el Peridosita, el día que estuvo en la comisaría, la policía le mostró un identikit y le decía que el se parecía al que había asesinado a Daldós, agregando que la policía intimó a su sobrino a declararse culpable del hecho.

Que luego de ello, el lunes 20 de diciembre, pasadas las 21 la casa de Albarracín, junto a la de su hermana Ana Graciela Albarracín, y la de su madre, Graciela Nicolasa Vitancor, fueron allanadas., estas última sin orden judicial, conforme se expondrá seguidamente.

Que hasta donde se le explicó ese día a Albarracín, los policías decían que buscaban elementos tendientes a resolver el caso Daldós. Días después, el jefe de la Unidad Regional, Mario Paz, dijo en una radio que los allanamientos en el domicilio del periodista y sus familiares se hicieron para buscar fotos del sospechoso de haber asesinado a Daldós. El argumento de la policía fue que entendía que las fotos podrían estar en manos de quienes hacen el semanario. Pero el día del allanamiento solamente se llevaron fotos de la fiesta de 15 de una sobrina, hija de Graciela. Estos fueron los únicos elementos secuestrados.

Que el día 16 de febrero el Jefe de la Unidad Regional, Comisario Mario Paz, dio una conferencia de prensa. Según contó Albarracín, en la última parte de su alocución el funcionario agradeció a algunos medios pero también se refirió a otros que calificó de “mal intencionados” porque “distorsionan la información”. En ese momento, Paz dirigió su mirada al director de La Nueva Reseña, que estaba en la conferencia.

Que este no es el único hecho por el cual Albarracín sufrió represalias por parte de la Policía. Según indicó, en noviembre último recibió una amenaza por parte del policía Ramón López, también personal de civil que colabora con la Brigada de Investigaciones de Metán. Aquella vez la amenaza se vertió luego de que en el semanario se publicaran distintos hechos de apremios ilegales por parte de la policía local.

II.C.- Allanamiento sin orden judicial:

Violación al derecho a la intimidad familiar:

Que luego de ello, el lunes 20 de diciembre pasadas las 21 la casa de Albarracín, junto a la de su hermana Ana Graciela Albarracín, y la de su madre, Graciela Nicolasa Vitancor, fueron allanadas. Según dijo Albarracín, la orden de Teseyra abarcaba su casa y la de su hermana, realizándose la de su madre sin ninguna orden judicial.

Que el allanamiento que se hizo sin orden judicial en la casa de la madre implicó la vista de las fotos guardadas en la computadora de la vivienda. Todas eran fotos familiares.

Que según los comentarios que llegaron a oídos del comunicador, el Juez dio la orden tras conversar con el personal de civil de la Comisaría de Rosario de la Frontera. Los allanamientos estuvieron a cargo del oficial Walter Mamaní. Luego de los allanamientos tanto Mamaní, como el Comisario de la dependencia de Rosario, César Castillo, fueron alejados de sus cargos.

II.d.- Apremios ilegales

Que a todo lo hasta acá manifestado, se suma que los acusados de los hechos (incluso los menores), denunciaron haber sido víctimas de apremios ilegales en las comisarías y que tuvieron que “declarar” a fuerza de golpes. En su indagatoria, Paz indicó que hizo algunas declaraciones porque lo “golpearon en la Brigada para que declarara tal como lo hizo”.

En cuanto a Villafañe, expresó que “al momento de prestar declaración indagatoria el juez le exhibió el arma (que se creía era la homicida), exigiendo que dijera que él había hecho eso (el asesinato), y al decir que no se le reía en la cara”. Las declaraciones de los dos se hicieron en un careo entre Paz y Villafañe.

III.-

Que como podrá claramente advertirse, y conforme podrá concluirse a partir de un acabado exámen de las actuaciones que se instruyen respecto del crímen, y conforme los resultados hasta ahora obtenidos, no se advierte con claridad y seriedad cuál habría sido la hipótesis razonable que haya justificado el direccionamiento de la persecución instructoria o policial sobre el periodista y su familia, lo que profundiza nuestro justificado temor de que se haya tratado de meras acciones intimidatorias sobre la prensa, debiendo surgir a partir de la investigación que se solicita, de dónde surgieron las hipótesis o sugerencias de dicho –visto está- erróneo cuanto menos direccionamiento de la instrucción hacia los periodistas que cubrían la marcha de la investigación del crímen.-

Que precisamente por ello, e independientemente de la eventual existencia probable de otros tipos delictivos, es que se promueve esta presentación, y se solicita la promoción de esta investigación, fundándonos en la necesidad de instar una clara e indubitable acción en resguardo y salvaguarda de la LIBERTAD DE PRENSA y su ejercicio.-

No ha sido impuesta a nosotros, simples ciudadanos en reclamo del resguardo de nuestros derechos, ni la obliación, ni menos aún la potestad e infraestructura de poder avanzar en acabadas auditorías e investigaciones en procura de establecer la verdad y motivación de las cuestiones denunciadas; en consecuencia de ello, y siendo esta Procuración la depositaria de estas potestades conforme la Constitución Provincial que recurrimos a peticionar ante Ud.

 

IV.- El Caso Daldós

Que a fines de poseer una adecuada contextualización de hechos, exponemos en breve síntesis las diversas contingencias hechas públicas de este caso, pudiendo V.S. merituar y corroborar dichos extremos a partir del exámen de las actuaciones que fueren necesarias.-

Faustino Ezio Daldós tenía 76 años al momento de su muerte. El 22 de noviembre de 2006 fue encontrado en su auto con un tiro en la cabeza sin que se le haya robado nada.

Por el hecho al principio se detuvo a cuatro jóvenes (entre ellos un menor), que habían sido vistos por un policía mientras se dirigían a pescar al río Rosario, ubicado a cinco kilómetros de Horcones, en donde Daldós fue asesinado. Los cuatro chicos fueron detenidos el 23 de noviembre por algunas horas en la comisaría de Metán. Pero luego fueron liberados porque quienes habían visto al supuesto asesino de Daldós dijeron que no era ninguno de los detenidos. Nada de esto fue registrado en la comisaría. Según otros testigos, el supuesto asesino de Daldós, habría sido un joven que tomó el remis en la Terminal de Rosario de la Frontera (primera vez en la que es visto), y que luego bajó corriendo del remis desde Horcones en dirección a Metán, (segunda vez que se lo vio).

En medio de todo esto, hay dos identikit del supuesto asesino de Daldós, uno que no se sabe con precisión de donde salió (dado que no se consignan los datos del testigo que lo describió), y el otro que se corresponde con los datos brindados por uno de los principales testigos (de apellido González), que habría sido el que hizo el reconocimiento de los detenidos en la comisaría el 23 de noviembre.

No obstante toda esta situación, el 13 de febrero vuelven a detener a los cuatro jóvenes que habían ido a pescar, y a un quinto menor de edad. Los detenidos mayores de edad son Carlos Villafañe, Darío Puentes y Víctor Hugo Paz. Los otros dos detenidos son el menor de edad que los acompañaba y un amigo de éste.

A este último se le había encontrado un arma calibre 22 escondida. En un primer momento se dijo que esta era el arma homicida pero, según contaron los familiares y el abogado defensor de los imputados, Luis Corvalán, las pruebas de balística determinaron que no era así. Los menores fueron liberados el 5 de marzo uno y el 8 de marzo el otro.

Los otros tres siguieron detenidos y el 30 de abril fueron procesados. Teseyra procesó a Fuentes y Paz por encubrimiento liberándolos por ser un delito excarcelable.

Villafañe fue procesado por homicidio simple y sigue detenido. El 8 de mayo Corvalán presentó la apelación. Su principal fundamento es que el juez incriminó a Villafañe por las declaraciones de Paz que en ese momento estaba imputado y por lo tanto declaró sin juramento de decir verdad. Paz habría dicho que su amigo “se había mandado una cagada y mató a Daldós” enfrente de otros testigos. Estos testigos negaron haber escuchado tal cosa, pero no fueron citados por Teseyra a pesar de los pedidos del defensor. A ello se suma que no hay otras pruebas que incriminen a Villafañe, ni tampoco un móvil para la muerte. Tampoco se investigaron en ningún momento las posibles situaciones por las cuales Daldós podría haber sido asesinado, dado que no se le robó nada. Todas estas situaciones fueron questionadas en el semanario luego de que Albarracín pudiese ver el expediente del caso.

V.- LA LIBERTAD DE EXPRESION

Y LA NORMATIVA ARGENTINA

Que formulado todo este relato de hechos, pasamos a citar y recordar los paradigmas y premisas vigentes en nuestra legislación, que vigorizan la necesidad de exigir el estricto respeto por la Libertad de expresión; más allá de solicitar se meritúe la existencia de algún tipo penal perseguible de Oficio, se pdie se tenga presente también la innegable afectación causada a la libertad –y sensación efectiva de su goce- en el espíritu y ánimo de los colegas rosarinos.-

Que en tal orden de ideas, conviene recordar que la legislación argentina –muy preocupada del riguroso y estricto respecto a la LIBERTAD DE EXPRESION, y a generar las condiciones adecuadas para evitar cualquier circunstancia perniciosa a dicho valor- ha tenido una notable avance a partir de la Reforma Constitucional de 1994. Pero es preciso resaltar que –desde aquella “libertad de imprenta” del constitucionalismo decimonónico y ante los avances tecnológicos del presente siglo, tanto la constitución como la Jurisprudencia misma dio cabida a la más amplia concepción de la materia, en la llamada “libertad de expresión” que implica, “todo comportamiento humano que tiende a expresar o manifestar, ideas, valores, sentimientos, cualquiera sea el medio utilizado” (prensa escrita, oral o televisiva; manifestaciones personales o sociales; políticas o artísticas; teatro, cine, discos, casetes, disquetes, etc.).-

En sus variadas manifestaciones, este derecho a la libertad de expresión, tiene una función social; solamente puede ser retaceada o coartada dos grandes principios de excepción, a saber: a) El principio de legalidad (arts. 14 y 19 CN); b) El principio de razonablidad (arts. 28 y 99 inc. 2 CN).- El valor protegido (o bien jurídico tutelado) no es solo la actividad y actuación del periodista, sino el DERECHO DE UNA SOCIEDAD TODA a mantenerse informada libremente y sin retaceos, y a catalizar, a través de la diversidad de la información, la aproximación mas cercana posible a la verdad, a elegir a qué noticia creerle o no, y que no sea el Estado o cualquier otro aparato dicho catalizador.-

.B.- NORMAS CONSTITUCIONALES PROTECtORIAS DE LA LIBERTAD DE EXPRESION:


En primer lugar el art. 14 reconociendo a todos los habitantes el goce de los derechos fundamentales del hombre, conforme a la leyes que reglamenten su ejercicio, prescribe en lo pertinente, el de “publicar sus ideas por la prensa sin censura previa”.-

En segundo lugar y atendiendo a la forma federal de Estado, el art. 32 que dispone: “El Congreso federal no dictará leyes que restrinjan la libertad de imprenta o establezcan sobre ella la jurisdicción federal”. Esta última norma no tiene ninguna relevancia en el tema que nos ocupa.-

De otro lado tenemos el Pacto de San José de Costa Rica, que en virtud de lo dispuesto por el art. 75 inc. 22 CN, tiene jerarquía constitucional y cuyo art. 13 respecto de la libertad de pensamiento y de expresión expresión, concluyentemente afirma:

“1. Toda persona tiene derecho a la libertad libertad de pensamiento y de expresión. Este derecho comprende la libertad de buscar, recibir y difundir información e ideas de toda índole, sin consideración de fronteras, ya sea oralmente, por escrito, o en forma impresa o artística , o por cualquier otro procedimiento de su elección.

2. El ejercicio del derecho previsto en el inciso precedente no puede estar sujeto a previa censura sino a responsabilidades ulteriores, las que deben estar expresamente fijadas por la ley y ser necesarias para asegurar: a) El respeto a los derechos o a la reputación de los demás, o b) La protección de la seguridad nacional, el orden público o la salud o la moral públicas.-

3. No se puede restringir el derecho de expresión por vías o medios indirectos, tales como el abuso de controles oficiales o particulares de papel para periódicos, de frecuencias radioeléctricas, o de enseres y aparatos usados en la difusión de información o por cualesquiera otros medios encaminados a impedir la comunicación y la circulación de ideas y opiniones.-

4. Los espectáculos públicos pueden ser sometidos por la ley a censura previa con el exclusivo objeto de regular el acceso a ellos para la protección moral de la infancia y la adolescencia, sin perjuicio de lo establecido en el inc. 2.

5.- Estará prohibida por la ley toda propaganda a favor de la guerra y toda apología del odio nacional, racial o religioso que constituyan incitaciones a la violencia o cualquier otra acción ilegal similar contra cualquier persona o grupo de personas, por ningún motivo, inclusive los de raza, color, religión, idioma u origen nacional

La prohibición de censura previa del art. 14 CN, ha sido complementada a partir de la Reforma de 1994, con la similar disposición del art. 13 inc. 2 del Pacto de San José de Costa Rica. Básicamente lo normado en dicho art. 13, son pautas sobre los diversos alcances de la censura previa que ya habían sido establecidas desde fines del siglo pasado, por la jurisprudencia sentada por nuestra CSJN en su copiosa jurisprudencia en el tema.-

En tal sentido, el Tribunal Supremo siempre sostuvo que más allá del significado estricto de la no revisión o control previo de las diversas manifestaciones de expresión y por lo tanto de información, a fin de asegurar su más plena libertad también debe comprenderse en esta añeja expresión de la censura previa, todo aquello que explícita o implícitamente dificulte la plena difusión de las ideas, noticias, valores, sentimientos, v.g., las dificultades de circulación de las publicaciones por el correo; las excesivas exigencias para la instalación de empresas periodísticas; como así también el otorgamiento de fianzas y permisos; las dificultades para el acceso a las fuentes de información; la distribución discriminatoria de avisos oficiales; un irrazonable reparto de cuotas de papel; los secuestros de ediciones; la clausura de periódicos (“Ministerio Fiscal Santa Fe c/ Diario La Provincia, Fallos ( en adelante: F) 167-121; “Perez”, F. 257-308; ” Prensa Confidencial” F. 270-268).- En este caso, el permanente hsotigamiento irrazonable e injustificado a los periodistas que siguen la investigación de un crímen, también debe ser considerado como una pretensión de censura.-

La libertad de prensa tiene un sentido más amplio que la mera exclusión de la censura previa y la protección constitucional impone un manejo especialmente cuidadoso de las normas y circunstancias para impedir la destrucción o entorpecimiento de la prensa libre. (“Pérez y otro”, en F. 257-308; “Sanchez Abelenda”, en F. 311-2553; Locche”, 20- VII-1998, F. 321-2251).

Para concluir en estas citas obligadas, corresponde también mencionar el reciente Informe producido por la Comisión de Libertad de Prensa de ADEPA, que conviene recordar, haciendo nuestras sus conclusiones:

Informe de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de ADEPA:

“CONCLUSIONES

En la Argentina hay libertad de prensa. Sin embargo, debe advertirse que la actividad periodística se desarrolla con dificultades, a raíz de factores políticos y económicos.

En las cimas del discurso oficial, el ejercicio de la crítica, que es consustancial a la existencia del periodismo, ha sido reiteradamente confundido con una práctica opositora. Lamentablemente se trata de un error de concepto. La crítica no sólo es uno de los nervios del quehacer periodístico, sino el mayor aporte que -en una sociedad abierta- nuestro sector puede ofrecer a la ciudadanía, al mejor desempeño del gobierno y al adecuado funcionamiento de las instituciones.

Controlar los actos del poder, ponerlos bajo la lupa del análisis, someterlos a las pruebas del ejercicio reflexivo, a la exigencia de los argumentos fundados, son deberes del periodismo bien entendido en el juego de un sistema democrático y republicano.

En esta concepción, que Adepa suscribe, la crítica abierta y decente, sin miedos ni cortapisas, es un nutriente indispensable para el cuerpo de la República y un factor que oxigena el cerebro del poder.

La prensa del país habilita cada día innumerables canales de comunicación entre las personas, las organizaciones y entidades, los representantes políticos y los que gobiernan. Por ellos circula, jornada tras jornada, la savia de una democracia moderna y plural.

Es cierto que en ese flujo continuo de comunicación pueden deslizarse errores, inexactitudes e incluso acciones mal inspiradas. Pero si se la juzga por el resultado general, la prensa sale airosa y exhibe con responsabilidad y orgullo su condición de pieza clave en la ingeniería de nuestro sistema constitucional.
Si bien se mira, no hay auditoría más amplia, sistemática, sostenida y veloz sobre las más diversas cuestiones de interés público, que la que cotidianamente realiza el conjunto de los medios periodísticos en la extensa geografía del país. Por lo tanto, esta actividad debería ser un bien preciado para los gobernantes, siempre acechados por el peligro de quedar encerrados en los círculos viciosos que suelen trazar los intereses de corto plazo y la actitud aquiescente de los que integran las capillas del poder.

La crítica bien hecha es movilizadora, estimula el debate, obliga a pensar, exige respuestas razonadas, invita a revisar posiciones y a corregir errores, genera una dinámica intelectual superadora y es socialmente productiva. Forma parte del conjunto de herramientas que permiten realizar con eficacia el control republicano de los actos del poder.

El carácter opositor que el gobierno suele atribuir a quienes ejercen la crítica periodística, es un error de encuadre, ya que si bien en determinadas circunstancias puede parecerse y aun coincidir con la que realizan fuerzas políticas de oposición, la diferencia decisiva radica en la finalidad que tienen una y otra. La oposición se manifiesta en función de estrategias orientadas a la conquista del poder. El periodismo, en tanto, sólo pretende evitar o prevenir los desbordes o desvíos a los que el poder tiende en cualquier tiempo y lugar. Su papel, al cabo, es el de un contrapeso importante en la mecánica institucional republicana, especialmente valorado y protegido por las normas de la Constitución y de los tratados internacionales incorporados a su texto.

Los gobiernos –nacional y provinciales- parecen no advertir estos matices y diferenciaciones, cerrándose en actitudes que perturban el normal funcionamiento de la prensa, afectan la información que tiene al ciudadano como destinatario y perjudican, por tanto, la calidad del debate público. Al bloquear canales de comunicación con el periodismo, se priva a la ciudadanía de material informativo o argumentativo al que debería acceder para formar criterios, definir opciones y tomar decisiones.

El presidente se dirige directamente al pueblo en un esquema que se caracteriza por su unidireccionalidad. Se desconoce la labor de una prensa preparada para preguntar y repreguntar, y por tanto, para exigir del mandatario respuestas precisas y fundamentadas sobre los temas y acciones que plantean dudas.

44° ASAMBLEA GENERAL ORDINARIA San Nicolás de los Arroyos, 21 y 22 de septiembre de 2006

VI.- PETITORIO:

Por lo expuesto a Ud. Solicito:

a) Se nos tenga por Presentados por ante esta Fiscalía de Turno.

b) Que luego del encuadre de la conducta descripta, solicitado más arriba, se proceda, a la promoción de la correspondiente acción penal, sin perjuicio de las demás medidas que estime procedentes, en uso de las potestades de su cargo.-

SERA JUSTICIA.-

Anuncios

Entry filed under: Artículos. Tags: .

El poder de asociarse APES ya tiene Personería Jurídica

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


junio 2007
L M X J V S D
« May   Ene »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Categorías


A %d blogueros les gusta esto: